Zoom: recomendaciones para mejorar tus videollamadas

1. Crea reuniones periódicas con la configuración guardada y una URL

Para reuniones semanales, registros mensuales y otras llamadas programadas regularmente, Zoom te permite crear una reunión periódica. Hay dos ventajas de utilizar esta configuración.

En primer lugar, te permite bloquear todos los ajustes de llamada que deseas una vez y tenerlos en tu lugar cada vez que te reúnas. En segundo lugar, las llamadas recurrentes utilizan la misma URL de unión cada vez, por lo que nunca tendrás que enviar una nueva a los asistentes.

La forma en que lo hagas dependerá de la plataforma que estés utilizando, pero puedes consultar la documentación de Zoom para configurar tu reunión periódica.

2. Ver quién asistió

Supongamos que usas Zoom para realizar un evento obligatorio, como una conferencia universitaria o una sesión de capacitación en seguridad. Probablemente necesitas saber quién asiste. Podrás obtener esa información de un informe una vez finalizada la reunión.

La lista de asistentes para todas las reuniones se encuentra en la sección Administración de cuentas de Zoom> Informes. Busca Informes de uso y luego haz clic en Reunión para encontrar la reunión que deseas, selecciona el tipo de informe y el rango de fechas, y genera el informe.

3. Graba la llamada como un video

Zoom te permite grabar tus llamadas de conferencias web como videos, una función útil para compartir la reunión con personas que pueden haberse perdido o para revisar lo que se dijo.

Cuando grabes, debés elegir si deseas utilizar la opción local o en la nube. Local significa que vos mismo almacenás el archivo de video, ya sea localmente en tu computadora o en otro espacio de almacenamiento que proporciones.

Para grabar videos, necesitas Zoom en MacOS, Windows o Linux. Si no ves la opción para grabar, verifica tu configuración en la aplicación web (en Configuración de Mi reunión ) o pedí al administrador de tu cuenta que la habilite. Si grabas el video o el audio de los asistentes a la reunión, es una cortesía, y en algunos lugares un requisito, informarles antes de hacerlo.

4. Dar a los asistentes una sala de espera

Zoom permite a los asistentes participar en una videollamada con o sin la presencia del anfitrión. A los grupos pequeños a veces les gusta esta opción porque pueden tener unos minutos para charlar antes de que la reunión comience oficialmente.

En algunas situaciones, sin embargo, podría ser inconveniente tener asistentes en una sala virtual juntos, esperando a que comience. Una solución mejor es crear una sala de espera virtual, donde los asistentes permanezcan en espera hasta que los dejes entrar todos al mismo tiempo o uno por uno.

La habilitación de una sala de espera depende del tipo de cuenta que tengas. Sin embargo, cuando configuras una, puedes personalizar lo que ven los asistentes mientras esperan tu entrada.

5. Aprende algunos atajos de teclado esenciales

Si usas Zoom más de una vez a la semana, hay un par de atajos de teclado que valen la pena aprender para ahorrarte mucho tiempo:

  • Estoy para invitar. Presiona Cmd+ I (macOS) o Alt+ I (Windows) para ir a la ventana Invitar, donde deberás tomar el enlace a la reunión o enviar invitaciones a otras personas por correo electrónico.
  • M es para mudo. Presiona Cmd+ Ctrl+ M (macOS) o Alt+ M (Windows) cuando seas el anfitrión de la reunión y desees silenciar a todos los demás en la línea.
  • S es para compartir. Presiona Cmd+ Shift+ S (macOS) o Alt+ Shift+ S (Windows) para compartir tu pantalla.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *