CAMBIOS EN LA SUSPENSIÓN PERFECTA – CEPEG