SEGÚN EL TRIBUNAL FISCAL – CEPEG